Intentando entender la actual "Crisis"


Como en la parábola de los 6 sabios ciegos y el elefante, la especialización y el enfoque en los detalles no ayudan a comprender cual es la esencia de la "actual crisis"; al contrario, más bien nos desorientan


Salvo quienes tienen clara la fundamental premisa de que el crecimiento indefinido es imposible dentro de los límites de un sistema finito como es la biosfera del planeta Tierra, lo habitual es debatirse en buscar explicaciones parciales, y por tanto plantear sofisticadas soluciones a un problema equivocado.


No sólo es la energía


El ingenio humano puede descubrir o desarrollar nuevas fuentes de energía, pero aún estamos lejos de poder crear materia de la nada.

Tampoco esas probables nuevas fuentes de energía serán tan densas, abundantes y baratas como las que han estado disponibles durante el último siglo Y si lo fueran, no acabarían de resolver los problemas de escasez, pues el problema último son los recursos -en general-,

Estos también son necesarios para aprovechar las energías renovables y para la fabricación de vehículos eléctricos, entre otras tecnologías


El crecimiento continuado es imposible en una coyuntura de escasez de recursos como la que se está apenas empezando a admitir (Peak of Everything), añadido a la creciente escasez de fuentes de energía suficientemente rentables (es decir, con una buena Tasa de Retorno Energético)


Deuda e Inflación


Si se detiene el crecimiento entra en escena el problema añadido de cómo devolver la Deuda, que podría pronto evidenciarse impagable por parte no solo de numerosas empresas y personas particulares, sino por los propios Estados, que previsiblemente se declaren en suspensión de pagos (default, como lo llaman ahora) durante los próximos años


En la última década la perversa dinámica de crecimiento fue enrareciéndose, por lo que se emitió dinero-deuda como nunca para "tapar agujeros" en los países más ricos (y cada vez más endeudados).


Esta afluencia masiva de capital también parece ser la explicación de que los que ya tenían bastante dinero probablemente tengan ahora mucho más, al ser capaces de acceder a cantidades enormes de nuevo dinero-deuda,

El apalancamiento financiero (a crédito) también facilitó la inversión de muchos de los que se incorporaron a la ola especulativa en inmuebles, bolsa o criptomonedas


Ya no podrá huirse hacia adelante


La diferencia de esta "Crisis" es que muy probablemente esta vez no tendrá fecha de caducidad en mucho, mucho tiempo, al contrario de las que se han conocido hasta ahora, cíclicas y pasajeras.

Esta vez es algo fundamentalmente distinto en cuanto a que ya no habrá ni energía barata ni recursos abundantes para volver a coger impulso con nueva deuda, algo que definitivamente rompe los esquemas (de los menos imaginativos)


En cuanto a la inflación; en cuanto se "ve" que no es más que una forma encubierta de cobrarse la deuda por parte de los Estados, se comprende que incluso emitiendo dinero casi gratis (o al 0% de interés) se acaba pagando entre todos al diluirse el valor del dinero (creando inflación, precisamente).

Unos pocos (normalmente grandes compañías y gobiernos) se reparten las porciones más grandes del pastel, pero lo paga todo el mundo y el beneficio final es extremadamente desigual en su reparto


La escasa utilidad de votar


Lo más dramático es que parecemos seguir tan ciegos como los sabios de la parábola india del elefante; ni siquiera los gobiernos más sociales o socialistas parecen entender de qué va todo esto. Lo entiendan o no terminan aplicando prácticamente las mismas recetas económicas que otras facciones más conservadoras o libertarias (quizá con un prospecto más colorido o un lenguaje más inclusivo, eso sí) , por lo que no tiene sentido tener esperanza en que los cambios de gobierno alteren apenas una pizca el panorama fundamental, que es la autopreservación del gobierno y sus privilegios, a costa de sacrificar a las masas


Las verdaderas soluciones


Sin embargo hay soluciones, muchas y excelentes, solo que no son la clase de soluciones que gustarían a los instalados en los parapetos del sistema dominante


Porque son soluciones que hablan de cosas tan subversivas como Decrecimiento económico o reducir el ritmo de consumo, colaboración en lugar de competencia, trabajar menos (también para poder trabajar todos) y producir también menos (sobran productos y servicios superfluos), de gestionarse con gobiernos más pequeños y frugales, reducir la desigualdad, proponer sistemas democráticos más participativos, de cambiar la estructura del dinero, la educación, etc., etc.


Son cambios que probablemente No gustarán a los asistentes al foro de Davos ni a los poderosos especuladores con ínfulas de amos del Universo, por lo que no se mencionan en los medios de comunicación de masas de su propiedad ni forman parte del programa electoral de ningún partido subvencionado o apadrinado por sus numerosos tentáculos


Son soluciones que surgen de la inteligencia colectiva y el sentido común, de los librepensadores y de sacrificados grupos organizados en pro del bien común


Lo mejor es que ya están en marcha, y pueden ser imparables